Asesinos de las mascarillas

https://imagenes.20minutos.es/files/og_thumbnail/uploads/imagenes/2020/04/05/una-mujer-lleva-mascarilla-en-el-autobus.jpeg

¿El requisito de llevar mascarillas en público para evitar la propagación del coronavirus podría hacer más daño que bien a la salud de las personas?

Un neurocirujano retirado asegura que sí, apuntando a estudios que encontraron que usar mascarillas por períodos prolongados puede causar serios efectos secundarios.

En un artículo publicado por Technocracy News, el Dr. Russell Blaylock escribió que los efectos secundarios del uso prolongado de una máscara facial “pueden variar desde dolores de cabeza, a una mayor resistencia de las vías respiratorias, a la acumulación de dióxido de carbono, a la hipoxia, hasta complicaciones graves que amenazan la vida”.

Los efectos secundarios difieren entre las máscaras quirúrgicas de tela o papel y las máscaras de respiración N95 porque la N95, al ser un filtro más eficaz, también limita la respiración en mayor grado, y por lo tanto se asocia más comúnmente con los dolores de cabeza, informó Blaylock

Destacó un estudio de 212 trabajadores de la salud a los que se les pidió que informaran sobre la presencia de dolores de cabeza mientras usaban la máscara N95, incluyendo la duración del dolor de cabeza, el tipo de dolor de cabeza y si la persona tenía dolores de cabeza preexistentes. El estudio determinó que alrededor de un tercio de los trabajadores desarrollaron dolores de cabeza al usar la máscara N95, la mayoría tenía dolores de cabeza preexistentes que empeoraban con el uso de la máscara, y alrededor de tres de cada cinco necesitaban medicación para el dolor para aliviar el dolor de cabeza.

Y aunque las tiras apretadas o la presión de la máscara se consideraron como causas potenciales, las pruebas señalaron que los dolores de cabeza eran causados por la reducción de la oxigenación de la sangre, o un aumento del dióxido de carbono en la sangre.

“Se sabe que la máscara N95, si se usa durante horas, puede reducir la oxigenación de la sangre hasta en un 20%”, escribió Blaylock. Esto, dijo, “puede llevar a una pérdida de conciencia, como le sucedió al desafortunado compañero que conducía solo en su coche con una máscara N95, causando que se desmayara, y que chocara su coche y sufriera lesiones. Estoy seguro de que tenemos varios casos de personas mayores o de cualquier persona con una función pulmonar deficiente que se desmayan y se golpean la cabeza. Esto, por supuesto, puede llevar a la muerte”.

Un estudio más reciente de 159 trabajadores de la salud entre 21 y 35 años de edad encontró que el 81% desarrolló dolores de cabeza por el uso de máscaras faciales, hasta el nivel en que su desempeño laboral se vio afectado.

Y un tercer estudio midió el oxígeno en la sangre de 53 cirujanos usando un oxímetro antes y después de la cirugía.+

https://thumbs.dreamstime.com/b/mascarillas-de-la-mujer-que-llevan-y-del-hijo-43561856.jpg

“Los investigadores encontraron que la mascarilla redujo los niveles de oxígeno en la sangre (pa02) significativamente. Cuanto más tiempo se use la máscara, mayor será la caída de los niveles de oxígeno en la sangre”, escribió Blaylock.

El potencial de las mascarillas para reducir los niveles de oxígeno en el portador es importante no sólo porque esto puede llevar a un desmayo, sino también porque los niveles de oxígeno más bajos se han relacionado con la reducción de la inmunidad natural.

“En esencia, la máscara puede muy bien ponerle en un mayor riesgo de infecciones, y si es así, tener un resultado mucho peor”, escribió Blaylock.

Poco se sabe definitivamente sobre la eficacia del uso de las máscaras para controlar la propagación de COVID-19 porque aún no se han realizado estudios específicos sobre el coronavirus y el uso de las máscaras.

Desde el comienzo de la pandemia se ha asumido que el coronavirus se comporta como otros virus respiratorios tanto en términos de propagación como de síntomas. Sin embargo, el Dr. Blaylock señala un estudio de 2012 titulado “El uso de máscaras y respiradores para prevenir la transmisión de la gripe: Una revisión sistemática de la evidencia científica”, que examinó 17 de los mejores estudios en el campo y concluyó: “Ninguno de los estudios estableció una relación concluyente entre el uso de máscaras y respiradores y la protección contra la infección de la gripe”.

https://babygest.com/es/wp-content/uploads/2015/02/sintomas-comunes-de-embarazo-670x285.png

También destaca que tanto el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) como la Organización Mundial de la Salud recomendaron inicialmente que sólo los que ya se sabe que están infectados con el coronavirus deben usar una máscara, para limitar la propagación a otros, una política que se considera una buena práctica también en otras enfermedades.

“Cuando una persona tiene tuberculosis, le hacemos llevar una máscara, no toda la comunidad de no infectados”, escribió Blaylock. “Las recomendaciones de CDC y la OMS [de que todo el mundo se ponga una mascarilla] no se basan en ningún estudio sobre este virus y nunca se han utilizado para contener ninguna otra pandemia o epidemia de virus en la historia”.

El consejo actual que se da en el sitio web de la OMS sigue siendo no usar máscaras a menos que se tenga el virus y se corra el riesgo de infectar a otros, o de cuidar a los que puedan estar infectados con el coronavirus.

Un vídeo informativo de la OMS titulado “¿Puede el uso de una máscara protegerte contra el coronavirus?”, aconseja: “Las máscaras médicas no pueden proteger contra el nuevo coronavirus cuando se usan solas. Cuando se usan, deben combinarse con la higiene de las manos y otras medidas preventivas”.

“La OMS sólo recomienda el uso de mascarillas en casos específicos”, continúa el video. “Si tiene tos, fiebre y dificultad para respirar, debe usar una máscara y buscar atención médica. Si no tiene estos síntomas, no tiene que usar máscaras porque no hay pruebas de que protejan a las personas que no están enfermas”.

GOBIERNO ASESINO

¡Gobierno, asesino!”, el grito que quiso evitar Pedro Sánchez

La ausencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el funeral organizado por la Conferencia Episcopal Española para recordar a las víctimas del Covid-19, es uno de los mayores actos de desprecio que se recuerdan a los fallecidos de la tragedia sanitaria más importante que ha sufrido España. Así de claro y de sencillo.

No era una cuestión de religión, daba igual quien lo organizara, sino de respeto, de humanidad, de empatía emocional con quien tanto ha sufrido por esta pandemia. Pero para este presidente, que todo tiene una lectura en términos de márketing, de propaganda, de control de los riesgos hacia su imagen, era muy peligroso salir a la calle y tener que escuchar lo que estaba claro que iba a oir.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el de Portugal,

Pero gobernar no es solo estar encerrado y protegido tras los muros de la Moncloa, controlando las ruedas de prensa y las preguntas de los periodistas, o sencillamente no dar la cara como hizo el Gobierno en el último consejo de ministros. O lo que es peor, sometiendo a la población española, confinada en sus domicilios, al Aló presidente de cada fin de semana.

Gobernar es aguantar que te critiquen, que te griten por la calle, que cuestionen lo que has hecho, y mucho más si tú gestión, negligente y responsable, se ha traducido en más de 28.000 muertos, o 40.000 como dicen los registros civiles de defunciones. Qué se lo pregunten a Aznar tras el 11-M o a Rajoy con el ébola, un perro muerto y 22 manifestaciones.

Pero, aunque desapareciera del mapa español y se fuera a Portugal, la gente no olvida, y cuando finalizó el funeral, el pueblo alzó la voz en la explanada de la Catedral de La Almudena: “¡Gobierno, asesino!”, “Justicia”, “¿Dónde están los muertos?“. Se esconda donde se esconda, vaya donde vaya, este grito pidiendo justicia le acompañará, a él y a Pablo Iglesias, durante toda su vida política.

 

Google es mierda

  Tras el escándalo de Cambridge Analytica todos estamos hablando mucho de privacidad. Pero lo hacemos centrándonos en Facebook, cuando hay otras empresas que también están recopilando todos tus datos personales a diario. Una de ellas es Google, que de hecho tiene el potencial para poder minar muchos más datos personales que la propia Facebook.

Por eso, he descargado y he estado investigando todos los datos que tiene la empresa del buscador ha ido recopilando sobre mi persona, y me he llevado unas cuantas sorpresas que me llevan a la conclusión de que Google registra muchísimos más datos personales que Facebook. Por poner dos ejemplos, Google sabe desde por qué sitios estás viajando hasta qué aplicaciones utilizas en tu móvil Android y cuándo las ejecutas.

Algunos de estos datos los puedes encontrar fácilmente en algunas páginas de datos. Pero para otros, igual que hice con Facebook, he utilizado la herramienta Google Takeout para descargarme una copia de seguridad de todo lo que tienen sobre mí. Ya es bastante significativo que esta copia ocupe varios gigas.

Una cosa que hay que tener en cuenta es que Google no tiene por qué estar vendiendo o revisando minuciosamente estos datos, aunque tampoco hay manera de asegurarse de que no lo hagan con alguno. Sin embargo, en algunos casos me parece excesivo incluso el simple hecho de que recopilen algunos de ellos. Para que sepas de lo que estoy hablando, aquí tienes una lista del tipo de datos personales que he visto que Google recopila.

Dónde has estado en cada momento

Historial De Ubicaciones

Google tiene una función de cronología en la que registra todos los movimientos que haces cuando tienes habilitado el historial de ubicaciones de Google Maps. Este suele estar activado por defecto en tus dispositivos, lo que quiere decir que si no cambias la configuración deliberadamente seguirá todos tus pasos a través de tu móvil, tableta o cualquier otro dispositivo con el que estés identificado con tu cuenta de Google.

Los datos además se te presentan de una manera de lo más visual. Cuando he entrado en la web, he podido ver un mapa sobre el que había varios puntos con todos los sitios en los que he estado. Hay algunos viajes que no ha ido registrando, posiblemente porque deshabilité esta opción en el pasado, pero con alguna u otra excusa como la de ofrecerte mejor información sobre los sitios en los que estás, Google siempre se las ha apañado para hacer que la vuelva a activar.

Google Sabe Por Donde Caminas

Arriba a la izquierda hay una pantalla en la que te muestra cuánto has caminado cada día, y si vas pinchando sobre los días va apareciéndote información sobre por dónde te has movido. No, esto no quiere decir que simplemente sepa que has salido de tu pueblo para ir a la ciudad de al lado, sino que va registrando cada parada que haces o cada establecimiento por el que pasas.

  Todos estos datos Google te los va presentando de forma ordenada y cronológica, mostrándote a qué hora has salido de un sitio, el medio de transporte por el que has ido y qué paradas has hecho. Sorprende la minuciosidad con la que Google lo registra todo, sabiendo por ejemplo que este día que quedé con unas compañeras de trabajo en un mercado de Valencia, paré un minuto antes a sacar dinero en un cajero concreto y luego fuimos a este y otro sitio a tomar algo.

Historial De Ubicaciones Historial con las coordenadas de todas tus ubicaciones

Y más allá de esta herramienta, con en la copia de seguridad de Google también me he encontrado otras sorpresas. Por una parte hay una carpeta con un historial de ubicaciones, en la que puedes ver las coordenadas por las que te has movido en los últimos días y la manera en la que lo has hecho. Es como lo de Google Maps, pero con el código en bruto.

Ejercicios Google Fit Historial con los datos de todos tus entrenos de Google Fit

También guarda las actividades que hayas registrado utilizando Google Fit. Aquí me he encontrado dos carpetas diferentes, una con todos los ejercicios que has hecho utilizando esta app, con horas y coordenadas, y otra con un archivo diario en el que se puede ver todos los movimientos agregados en cada momento. Llevo años sin utilizar esta aplicación, pero ahí está todo lo que hice cuando la probé en 2014.

Qué buscas y dónde entras en Internet

Todo Lo Que Haces Online Todo lo que buscas y haces en Internet

Google también tiene una sección My Activity en la que recoge y almacena todas las búsquedas que haces en Internet. Y lo más preocupante es que en este historial no sólo vas a encontrar lo que has buscado en el buscador de Google.com, sino también las búsquedas que has hecho a través del navegador Chrome o tu móvil Android.

La verdad es que al mirar mi cronología no he podido evitar sentirme un poco incómodo, sobre todo porque todos los datos están perfectamente organizados y van acompañados de enlaces. De esta manera, puedes saber que has buscado determinados términos y volver a pulsar sobre ellos para ver los resultados de búsqueda, pero también puedes saber qué perfiles de Twitter o Facebook has visitado o las páginas a las que has entrado.

Detalle De Lo Que Haces En Algunas Webs Detalles de las secciones que visitas en algunas webs.

Es más, dentro de algunas páginas también te dice en qué secciones has navegado. Por ejemplo, esta mañana he consultado mis feeds en Feedly, y me aparecen todas las secciones que he visitado. Esto se vuelve un poco más preocupante con el tema de los foros, ya que te dice el título de cada hilo que has visitado dentro de un mismo foro, e incluso te ofrece enlaces para volver a él.

Google mantiene los datos aunque borres el historial de tu navegador

La web también registra cuántas veces utilizas cada aplicación móvil, e incluso en algunos casos como Just Eat también he visto los perfiles en los que he entrado dentro de la aplicación. Y lo que es peor, todos estos datos siguen apareciendo aunque borres el historial de Chrome. He probado borrar las páginas a las que he entrado hoy con el navegador, y estas seguían apareciendo en la página de My Activity.

¿Y qué implicaciones tiene esto? Pues no sólo que Google sabe exactamente TODO lo que haces en Internet si utilizas sus productos, sino que cualquiera que se ponga frente a tu ordenador va a poder saberlo, ya que al entrar a My Activity Google no pide que confirme mi identidad. Vamos, que tu compañero de piso o de trabajo puede cotillearte con relativa facilidad.