Una moción de censura

| Un estado de alarma que suspende inconstitucionalmente derechos fundamentales y libertades públicas (libertad de circulación, derechos de reunión y manifestación, libertad de culto, utilización de la censura previa en las ruedas del presidente del Gobierno, limitación de la función de control parlamentario, control gubernamental de las telecomunicaciones, limitación de la propiedad privada y del ejercicio empresarial); un Gobierno que anima a la gente a ir a manifestaciones con riesgo cierto de infección de la pandemia más grave del siglo; un Gobierno que luego oculta las muertes, falsea las cifras estadísticas de los contagios y se niega a declarar el luto nacional con más de 20.000 muertos a la espalda (que se sepa); un Gobierno que prohíbe a las familias sacar a sus mayores de las residencias, despedirse de sus personas queridas en el momento de la muerte, velar su cadáver y darle inmediata y digna sepultura y que, además, avisa que en el futuro enviará a los asintomáticos a lugares de confinamiento o de concentración; un Gobierno que aprovecha la crisis para alterar la constitución material del régimen e introducir cambios en él o provocarlos (el vicepresidente pide la República y se cuela en los servicios de inteligencia antes vetados a él); un Gobierno que quiere amordazar la crítica con la excusa de luchar contra los bulos (la triste y sempiterna cantinela de todas las dictaduras que en el mundo han sido); un Gobierno que utiliza el Centro de Investigaciones Sociológicas para inducir en la opinión pública la manera de limitar la libertad de expresión y el derecho a la información; un Gobierno que pone a la Guardia Civil a su servicio político y partidista (no al servicio del interés general) y un general de la Guardia Civil que confiesa en rueda de prensa que el Instituto trabaja ya para “minimizar” el clima contrario al gobierno (¿dónde queda el cumplimiento del artículo 103 de la Constitución que impone la objetividad y el interés general?); una avalancha chapucera y grotesca de contrataciones fake, opacas, escandalosas de materia sanitario; una desasistencia material infame de nuestros médicos, enfermeras, ATS, camilleros, celadores y demás personas sanitario; unas torpes medidas sociales que están dejando al país sin economía y sin futuro…a qué seguir.

https://statics.vrutal.com/m/6a5e/6a5edc98c468a72c7a27b354036a4602_thumb_fb.jpg

¿Faltan razones objetivas para que toda la oposición de centro-izquierda, centro, centro- derecha y derecha tenga la valentía de unirse en una moción de censura? Ya; ya sabemos que no salen los números; pero sería un aldabonazo con el que romper la sordera de muchos medios de comunicación a cualquier crítica del gobierno y de hacer llegar la voz de los españoles al tablero internacional. Tenemos que dar la voz de alarma. Los estados democráticos europeos y occidentales tienen que saber lo que está pasando en España, que no es otra cosa que una descomposición vertiginosa de la democracia y la instalación en el oeste peninsular del continente de un régimen de corte chavista.

El artículo 116 de la Constitución española no impide que durante la declaración del estado de alarma se pueda presentar una moción de censura. La ley y orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma excepción y sitio señala, antes al contrario, en su artículo primero apartado 4 que “la declaración de los estados de alarma, excepción y sitio no interrumpe el normal funcionamiento de los poderes constitucionales del Estado”. Por lo tanto, ningún inconveniente constitucional para plantearle una moción de censura a un gobierno que llegó al poder mediante otra.

El artículo 113 de la Constitución señala que el “el Congreso de los Diputados puede exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la adopción por mayoría absoluta de la moción de censura”. Esta debe ser propuesta por la décima parte de los diputados y debe incluir un candidato alternativo a la presidencia del gobierno, que no necesariamente tiene que ser diputado. Debe ser aprobada por la mayoría absoluta. El promotor no puede plantear otra en el mismo periodo de sesiones. Como la moción se diseñó en la Constitución para que no saliera fácilmente adelante, es prácticamente imposible que prospere. Pero la finalidad constitucional y política de la moción de censura, cuando es constructiva, no es solo provocar el cambio de gobierno, sino que también es una manera, la más radical si se quiere, de ejercer su control político parlamentario en un momento excepcional de la vida nacional como este.

https://static.diariosur.es/RC/201501/28/media/cortadas/pedro-sanchez--575x323.jpg

Que España sea el peor país del mundo por millón de habitantes en número de contagios ya sería suficiente; que los sea además por la imprevisión la frivolidad, el sectarismo y la ineptitud del gobierno, también; pero lo más grave es que están suspendiendo derechos y libertades de los españoles y aprovechando la tragedia de la pandemia para mutar un régimen por otro.

El artículo 104.1 de la Constitución obliga a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, bajo la dependencia del gobierno, a proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades. La mera declaración del General debería provocar la dimisión fulminante del Ministro del ramo.

Europa debe saber lo que está pasando en España. Y la manera de romper la barrera del silencio es la moción de censura.

¿Asistir y dar cobertura al gran fake político de esa enorme cortina de humo que serían unos imposibles pactos de la Moncloa? ¿Legitimar con la presencia de la oposición el mayor recorte de las libertades de los últimos cuarenta años y  la mutación del régimen político?

Seamos serios. Pidamos lo imposible. Frente al engaño, debe triunfar la verdad. 

https://antoniasoy.files.wordpress.com/2020/05/f0ce5-the_emperor.jpg

Google es mierda

  Tras el escándalo de Cambridge Analytica todos estamos hablando mucho de privacidad. Pero lo hacemos centrándonos en Facebook, cuando hay otras empresas que también están recopilando todos tus datos personales a diario. Una de ellas es Google, que de hecho tiene el potencial para poder minar muchos más datos personales que la propia Facebook.

Por eso, he descargado y he estado investigando todos los datos que tiene la empresa del buscador ha ido recopilando sobre mi persona, y me he llevado unas cuantas sorpresas que me llevan a la conclusión de que Google registra muchísimos más datos personales que Facebook. Por poner dos ejemplos, Google sabe desde por qué sitios estás viajando hasta qué aplicaciones utilizas en tu móvil Android y cuándo las ejecutas.

Algunos de estos datos los puedes encontrar fácilmente en algunas páginas de datos. Pero para otros, igual que hice con Facebook, he utilizado la herramienta Google Takeout para descargarme una copia de seguridad de todo lo que tienen sobre mí. Ya es bastante significativo que esta copia ocupe varios gigas.

Una cosa que hay que tener en cuenta es que Google no tiene por qué estar vendiendo o revisando minuciosamente estos datos, aunque tampoco hay manera de asegurarse de que no lo hagan con alguno. Sin embargo, en algunos casos me parece excesivo incluso el simple hecho de que recopilen algunos de ellos. Para que sepas de lo que estoy hablando, aquí tienes una lista del tipo de datos personales que he visto que Google recopila.

Dónde has estado en cada momento

Historial De Ubicaciones

Google tiene una función de cronología en la que registra todos los movimientos que haces cuando tienes habilitado el historial de ubicaciones de Google Maps. Este suele estar activado por defecto en tus dispositivos, lo que quiere decir que si no cambias la configuración deliberadamente seguirá todos tus pasos a través de tu móvil, tableta o cualquier otro dispositivo con el que estés identificado con tu cuenta de Google.

Los datos además se te presentan de una manera de lo más visual. Cuando he entrado en la web, he podido ver un mapa sobre el que había varios puntos con todos los sitios en los que he estado. Hay algunos viajes que no ha ido registrando, posiblemente porque deshabilité esta opción en el pasado, pero con alguna u otra excusa como la de ofrecerte mejor información sobre los sitios en los que estás, Google siempre se las ha apañado para hacer que la vuelva a activar.

Google Sabe Por Donde Caminas

Arriba a la izquierda hay una pantalla en la que te muestra cuánto has caminado cada día, y si vas pinchando sobre los días va apareciéndote información sobre por dónde te has movido. No, esto no quiere decir que simplemente sepa que has salido de tu pueblo para ir a la ciudad de al lado, sino que va registrando cada parada que haces o cada establecimiento por el que pasas.

  Todos estos datos Google te los va presentando de forma ordenada y cronológica, mostrándote a qué hora has salido de un sitio, el medio de transporte por el que has ido y qué paradas has hecho. Sorprende la minuciosidad con la que Google lo registra todo, sabiendo por ejemplo que este día que quedé con unas compañeras de trabajo en un mercado de Valencia, paré un minuto antes a sacar dinero en un cajero concreto y luego fuimos a este y otro sitio a tomar algo.

Historial De Ubicaciones Historial con las coordenadas de todas tus ubicaciones

Y más allá de esta herramienta, con en la copia de seguridad de Google también me he encontrado otras sorpresas. Por una parte hay una carpeta con un historial de ubicaciones, en la que puedes ver las coordenadas por las que te has movido en los últimos días y la manera en la que lo has hecho. Es como lo de Google Maps, pero con el código en bruto.

Ejercicios Google Fit Historial con los datos de todos tus entrenos de Google Fit

También guarda las actividades que hayas registrado utilizando Google Fit. Aquí me he encontrado dos carpetas diferentes, una con todos los ejercicios que has hecho utilizando esta app, con horas y coordenadas, y otra con un archivo diario en el que se puede ver todos los movimientos agregados en cada momento. Llevo años sin utilizar esta aplicación, pero ahí está todo lo que hice cuando la probé en 2014.

Qué buscas y dónde entras en Internet

Todo Lo Que Haces Online Todo lo que buscas y haces en Internet

Google también tiene una sección My Activity en la que recoge y almacena todas las búsquedas que haces en Internet. Y lo más preocupante es que en este historial no sólo vas a encontrar lo que has buscado en el buscador de Google.com, sino también las búsquedas que has hecho a través del navegador Chrome o tu móvil Android.

La verdad es que al mirar mi cronología no he podido evitar sentirme un poco incómodo, sobre todo porque todos los datos están perfectamente organizados y van acompañados de enlaces. De esta manera, puedes saber que has buscado determinados términos y volver a pulsar sobre ellos para ver los resultados de búsqueda, pero también puedes saber qué perfiles de Twitter o Facebook has visitado o las páginas a las que has entrado.

Detalle De Lo Que Haces En Algunas Webs Detalles de las secciones que visitas en algunas webs.

Es más, dentro de algunas páginas también te dice en qué secciones has navegado. Por ejemplo, esta mañana he consultado mis feeds en Feedly, y me aparecen todas las secciones que he visitado. Esto se vuelve un poco más preocupante con el tema de los foros, ya que te dice el título de cada hilo que has visitado dentro de un mismo foro, e incluso te ofrece enlaces para volver a él.

Google mantiene los datos aunque borres el historial de tu navegador

La web también registra cuántas veces utilizas cada aplicación móvil, e incluso en algunos casos como Just Eat también he visto los perfiles en los que he entrado dentro de la aplicación. Y lo que es peor, todos estos datos siguen apareciendo aunque borres el historial de Chrome. He probado borrar las páginas a las que he entrado hoy con el navegador, y estas seguían apareciendo en la página de My Activity.

¿Y qué implicaciones tiene esto? Pues no sólo que Google sabe exactamente TODO lo que haces en Internet si utilizas sus productos, sino que cualquiera que se ponga frente a tu ordenador va a poder saberlo, ya que al entrar a My Activity Google no pide que confirme mi identidad. Vamos, que tu compañero de piso o de trabajo puede cotillearte con relativa facilidad.