Vacunas no

Hospital norteamericano detiene la vacunación contra el COVID-19 después de que 4 trabajadores sufrieran reacciones alérgicas muy graves

Un hospital de Illinois suspendió la vacunación contra el COVID-19 después de que cuatro trabajadores sufrieran reacciones adversas.

Los trabajadores del Centro Médico Advocate Condell en Libertyville sufrieron de hormigueo y un alza de presión arterial, dijo el centro Salud Advocate Aurora, en una declaración a los medios de comunicación.

“Por precaución, estamos haciendo una pausa temporal en las vacunaciones en Condell, lo que nos dará tiempo para entender mejor qué puede haber causado estas reacciones. Tenemos otros ocho lugares de vacunación en Illinois y tres en Wisconsin y estamos continuando en esos lugares tal como se planeó sin interrupción”, dijo Advocate.

Uno de los trabajadores se encontraba en tratamiento el viernes mientras los otros tres estaban en sus casas y “haciéndolo bien”, de acuerdo a la declaración.

“Las reacciones son un efecto secundario esperado de la vacunación. A nosotros nos alientan los miembros de nuestro equipo que están ansiosos por recibir la vacuna para ayudar a protegerse a sí mismos y a los demás y poner fin a esta pandemia”, agregó.

Advocate Aurora Health no respondió a una solicitud de más información, incluyendo si se pensaba que las reacciones eran reacciones alérgicas.

Dos trabajadores de salud en Alaska sufrieron reacciones adversas esta semana, incluyendo una mujer de mediana edad que pasó al menos dos noches recibiendo tratamiento.

El hospital describió lo que sucedió como algo esperado y dijo que ambos trabajadores querían que sus colegas se vacunen.

La nueva vacuna es producida por Pfizer y BioNTech.

Pfizer dijo en una declaración a los medios que está trabajando para conocer más detalles sobre las reacciones adversas reportadas.

“Supervisaremos de cerca todos los informes que sugieren reacciones alérgicas graves después de la vacunación y actualizaremos el lenguaje de las etiquetas si es necesario”, dijo un portavoz de Pfizer.

https://noticias.planetarios.com/wp-content/uploads/2017/02/gardasil.jpg

“La información de prescripción tiene una clara advertencia/precaución de que siempre debe estar disponible el tratamiento y la supervisión médica apropiados en caso de un raro evento anafiláctico después de la administración de la vacuna”, añadió.

Los reguladores de medicamentos dijeron a última hora del viernes que están investigando cinco reacciones alérgicas que ocurrieron en más de un estado, incluyendo Alaska.

El Dr. Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la Administración de Drogas y Alimentos, dijo que una sustancia química llamada polietilenglicol, un ingrediente de la vacuna de Pfizer, podría ser la culpable.

Los funcionarios de salud dijeron que las personas con alergias a cualquier componente de la nueva vacuna no deberían recibirla.

Esto contrasta con los reguladores británicos, que dijeron que cualquiera que tenga un historial de alergias graves a cualquier cosa no debería recibir la nueva vacuna.

Vacunas asesinas

Jorge Laborda – domingo, 25 de enero de 2015

«Los antibióticos no curan, las que nos curan son nuestras defensas»

Si no me equivoco, una idea normalmente tenida por cierta es que si sufrimos una infección, la toma de antibióticos nos curará. Sin embargo, los antibióticos no curan: las que nos curan son nuestras defensas, es decir, nuestro sistema inmune. Sin un buen funcionamiento del mismo, los antibióticos no podrían ayudar a curarnos. Lo que los antibióticos consiguen es matar a muchas bacterias e impedir que estas superen a nuestras defensas, lo cual podría llegar a ocurrir, y ocurría demasiado a menudo antes de que los antibióticos fueran descubiertos.

Otra idea que tal vez también esté extendida es que nuestras defensas siempre van a ayudarnos frente a los terribles microorganismos patógenos del exterior, virus y bacterias, y nunca van a causarnos daño. No obstante, esto tampoco es cierto. En ocasiones, la respuesta de nuestras defensas contra un microorganismo es tan intensa, la inflamación y la fiebre tan altas, que pueden acabar con nuestra vida antes de que el microorganismo tenga tiempo de matarnos. Esto ya se ha comprobado en el caso de ciertas variantes del virus de la gripe, las cuales pueden acabar con la vida de algunos enfermos no porque sean más virulentas de lo normal, porque el virus se reproduzca más eficazmente y sea más difícil de erradicar, sino porque la respuesta de sus defensas frente a él es demasiado intensa y les mata. Igualmente, una exacerbada reacción de ciertas células de las defensas frente a las bacterias, como la de los llamados macrófagos, puede causarnos una sepsis mortal. Y es que podemos morir por el daño colateral que nos causa una excesiva reacción del sistema inmune frente a un microorganismo.

https://teatrevesadespertar.files.wordpress.com/2020/07/vacunasasesinas.jpg?w=500

Parece, por tanto, demostrado que nuestro el sistema inmune puede causarnos problemas cuando pierde el equilibrio natural que lo mantiene en un estado de eficacia y de control. Son muchos los mecanismos que participan en el mantenimiento de un buen equilibrio de las defensas y muchos, por tanto, los potenciales problemas que podrían causar un desequilibrio.

Con estas ideas en mente, investigadores de varias universidades y centros de investigación se proponen averiguar si es posible diseñar una vacuna que pudiera causar una activación desequilibrada del sistema inmunológico. Los investigadores se dijeron que, de ser posible esta vacuna no solo podría no protegernos del microorganismo contra el que se dirige, sino que podría incluso causar una enfermedad más severa.

https://www.ecestaticos.com/image/clipping/7d41d04e3daaf4940d7f9d227b1f6b8c/por-que-los-antimascarillas-siguen-campando-a-sus-anchas-por-internet.jpg

VACUNACIÓN SELECTIVA. Es conocido que la defensa equilibrada frente a un ataque viral implica dos tipos de mecanismos de defensa. El primero es la generación de anticuerpos, la cual depende de la activación de las células T de tipo CD4 (conocidas por ser el blanco de acción del virus VIH que causa el SIDA). Las células T CD4 son imprescindibles para dar la orden a los linfocitos B de que se pongan a fabricar anticuerpos contra el virus.

El segundo mecanismo depende de la acción de los linfocitos T de tipo CD8. Estos linfocitos son asesinos en serie que detectan y eliminan sin piedad a las propias células del organismo infectadas por un virus. De este modo, impiden que el virus se reproduzca en su interior y genere más virus que infectarían a otras células, causando un daño mayor. Los linfocitos T CD8 también necesitan de las órdenes de los T CD4, pero solo las siguen si ellos mismos han detectado primero al enemigo.

Basándose en estos hechos y apoyándose en los cada vez más profundos y sólidos conocimientos en Inmunología, los investigadores diseñan una vacuna contra el virus de la coriomeningitis linfocítica, o LCMV. Este virus causa una infección de las membranas que rodean el cerebro, la médula espinal y el fluido cerebroespinal y causa una inflamación que en algunos casos puede llegar a ser mortal. Los científicos diseñan esta vacuna de manera que va a ser identificada como tal solo por los linfocitos T CD4, pero no por los linfocitos T CD8. En esta situación, la vacuna podría generar la activación desequilibrada de los linfocitos T CD4 y la protección de los anticuerpos, pero no de las células T CD8, que no reaccionarán frente a la misma. Los investigadores administran esta vacuna a ratones de laboratorio. ¿Qué sucederá cuando estos se encuentren con el virus?

https://i1.wp.com/thoughtcrimeradio.net/wp-content/uploads/2014/10/DDEES-vaccine-2.jpg

Para averiguarlo, los científicos infectan a los ratones vacunados con una dosis del virus LCMV que saben causa enfermedad, y también hacen lo mismo con ratones no vacunados. Lo que encuentran es que los ratones no vacunados caen enfermos, como era de esperar, pero los ratones vacunados, en lugar de estar protegidos, también caen enfermos, y de una manera mucho más grave que los no vacunados: más del 90% mueren a causa de una inflamación excesiva causada por la infección, mientras que, al contrario, la mayoría de los ratones no vacunados sobrevive.

Estos descubrimientos, publicados en la revista Science, demuestran sin lugar a dudas que una estimulación desequilibrada del sistema inmune mediante vacunación no solo no es beneficiosa, sino que resulta perjudicial. Este conocimiento permitirá elaborar vacunas más eficaces y con mejores propiedades protectoras que algunas de las actuales, aunque estas son ya muy seguras y ofrecen una protección frente a la enfermedad sin parangón en la historia de la Medicina.

Referencia: P. Penaloza-MacMaster et al., Vaccine-elicited CD4 T cells induce immunopathology after chronic LCMV infection, Science, 347:278-82

Participa en la conversación

13 comentarios

    1. Una presentación de la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentos) de Estados Unidos ha hecho un listado (sujeto a modificaciones) de los posibles efectos adversos de la vacuna contra el coronavirus que no deja indiferente a nadie.

      El documento, publicado en la web de la FDA, y también disponible para su lectura y descarga más abajo, enumera en su página 16 un listado de posibles reacciones a la vacuna «sujetas a modificaciones» que causa pavor.

      -Síndrome de Guillain-Barré
      -Encefalomielitis diseminada aguda
      -Mielitis transversa
      -Encefalitis/mielitis/encefalomielitis
      -Meningoencefalitis/Meningitis
      -Encefalopatía
      -Convulsiones/ataques
      -Accidente cerebrovascular
      -Narcolepsia y cataplejía
      -Anafilaxia
      -Infarto agudo de miocardio
      -Miocarditis/pericarditis
      -Enfermedad autoinmune
      -Muerte
      -Aborto espontáneo
      -Otras enfermedades desmielinizantes agudas
      -Reacciones alérgicas no anafilácticas
      -Trombocitopenia
      -Coagulación intravascular…

      Suerte

      Le gusta a 6 personas

  1. La OMS dice que las vacunas no erradicarán el covid-19

    “Hasta que no sepamos cómo funcionan o tengamos más detalles sobre la transmisión del virus, no podemos pensar que las vacunas erradicarán el virus”

    “Hay estudios que sugieren que sería necesario que entre un 60 y un 70% de la población fuera inmune al virus para que se interrumpiera eficazmente la transmisión, si bien todo esto va a depender de la eficacia de las vacunas. Por eso es muy importante recabar más información sobre los efectos que van a tener tanto para proteger a una persona como para acabar con la difusión”, ha detallado.

    Le gusta a 5 personas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: